Aleaciones de metal pesado de tungsteno.

Alta densidad, excelente conformabilidad y mecanizabilidad, extraordinaria resistencia a la corrosión, módulo de elasticidad elevado, conductancia térmica impresionante y expansión térmica reducida. Le presentamos nuestras aleaciones de metal pesado de tungsteno.

Pesas hechas a base de metales pesados de tungsteno
Proceso de sinterizado en Plansee Tungsten Alloys, Francia

Nuestras "pesas de balance" son utilizadas, en la industria aeroespacial y de aviación, tecnología médica, en la industria automotriz y en la industria de fundición o extracción de gas y petróleo, entre otros. A continuación presentamos brevemente tres de ellos:

Nuestras aleaciones de tungsteno Densimet® e Inermet® tienen una densidad particularmente alta (de 17.0 a 18.8 g/cm3) y ofrecen un blindaje confiable contra los rayos X y la radiación gamma. Ambos, el Densimet® y nuestro material no - magnético Inermet® son utilizados como pantallas o blindajes en algunas aplicaciones médicas o en la industria del petróleo y el gas. Como colimadoresen equipos de radioterapia garantizan una exposición precisa. En las pesas de balance hacemos uso de su densidad sumamente alta. El Densimet® e Inermet®se expanden muy poco y solamente a temperaturas muy altas, y disipan el calor muy bien. Como insertos para moldes en trabajos de fundición de aluminio, puenden ser enfriados y calentados en repetidas ocasiones sin llegar a ser quebradizos o frágiles.

Nuestro material compuesto de tungsteno Denal® se distingue por su resistencia óptima y su alta densidad y elasticidad.

En procesos de mecanizado por electroerosión (EDM) se mecanizan metales hasta un nivel de precisión extremo con la ayuda de descargas eléctricas entre la pieza y el electrodo. Donde los electrodos de cobre y de grafito se verían superados, los electrodos de tungsteno-cobre resistentes al desgaste pueden mecanizar incluso metales duros sin ninguna dificultad. En boquillas de proyección de plasma para la industria del recubrimiento, las propiedades del tungsteno y del cobre se vuelven a completar perfectamente.

Tres vías. Un objetivo. La aleación perfecta.

Combinamos las propiedades de nuestros metales pesados basados en tungsteno por medio de técnicas de infiltración a alta temperatura, sinterización en fase líquida y sobrefundido.

Los metales pesados infiltrados de tungsteno metálico consisten de dos componentes de material. En el curso de un proceso de fabricación de dos etapas, se produce primero una base sinterizada porosa con el componente con el punto de fusión más alto, por ejemplo un metal refractario. Seguidamente, se procede a infiltrar los poros abiertos con el componente licuado con el punto de fusión más bajo. Las propiedades de los componentes individuales se mantienen incambiadas. Al inspeccionar el material bajo el microscopio, las características de cada componente siguen siendo evidentes. A nivel macroscópico, las propiedades de los componentes individuales aparecen combinadas. Como material metálico híbrido, el nuevo material puede tener, por ejemplo, nuevos valores de conductividad térmica y expansión térmica.

Los metales pesados de tungsteno sinterizados en fase líquida se fabrican a partir de la mezcla de polvos de metal en un proceso de producción de una sola etapa, durante el cual los componentes con los puntos de fusión más bajos se funden sobre los que tienen puntos de fusión más altos. Durante la fase de enlace, estos componentes forman aleaciones con los materiales con un punto de fusión más alto. También una gran cantidad de tungsteno, que tiene un punto de fusión elevado, se disuelve durante la fase de enlace. Los materiales compuestos sinterizados en fase líquida de Plansee se benefician de la densidad, del módulo de elasticidad y la capacidad de absorción de radiación X y gamma del tungsteno sin sufrir las desventajas asociadas al procesamiento del tungsteno puro. En cambio, el coeficiente de expansión térmica y la conductividad térmica y eléctrica de los componentes sinterizados en fase líquida dependen en gran medida de la composición de la fase de enlace.

Los materiales sobrefundidos combinan las propiedades de dos componentes de material diferentes. Durante este proceso, los materiales propiamente dichos se mantienen en su estado original y solo quedan unidos en una fina superficie de unión. Los metales se funden en un molde para formar un enlace con un tamaño de unos pocos micrómetros. A diferencia de las técnicas de soldadura, este método es particularmente estable y asegura una conducción térmica óptima.

Maquinado de aleaciones de tungsteno
El torneado, molido, perforado y rectificado de metales pesados no es ningún problema para nosotros.

También somos la primera elección para el mecanizado de metales pesados de tungsteno. Los métodos de mecanizado como torneado, fresado, perforación o rectificado de metales pesados no representan ningún problema para nosotros. Adicionalmente hemos adaptado procesos de mecanizado especiales como lapeado, pulido, avellanado, erosión por hilo y desbarbado por chorreado a las características de nuestros materiales.