Plansee ha seguido siendo una empresa privada independiente en la que puede confiar. Estamos a favor de la experiencia y la continuidad. Esto también puede verse en nuestra Junta Directiva de largo plazo.

Creando el futuro con responsabilidad. Desde 1921.

Seguridad, confianza y sostenibilidad son los valores que nos ayudaron a convertirnos en lo que somos en la actualidad. Expresan nuestra responsabilidad frente a nuestros clientes y al medio ambiente y están profundamente arraigados en nuestra filosofía corporativa. Para nosotros, una de las condiciones necesarias para una actividad económica sostenible es la seguridad del suministro a largo plazo. Firmamos acuerdos orientados al futuro con nuestros proveedores y controlamos todos los aspectos de la producción nosotros mismos, desde el polvo de metal hasta el producto terminado. De esta manera podemos asegurar que nuestros productos estarán disponibles cuando se necesiten y se entregarán a tiempo a nuestros clientes. Para garantizar que sigamos siendo un socio confiable en el futuro, invertimos continuamente en nuevas tecnologías.

Con nuestra participación en la empresa chilena Molibdenos y Metales (Molymet) hemos dado un paso importante para asegurar a largo plazo nuestro suministro de molibdeno. Molymet es el procesador más grande del mundo de concentrados de mineral de molibdeno.

Nuestra empresa asociada GTP está especializada en la preparación, extracción y reducción de APT. GTP nos suministra tungsteno metálico excepcionalmente puro de una calidad uniformemente alta.

Ya en el año 1921, Plansee optó por especializarse en la producción metalúrgica en polvo de metales refractarios, una tecnología verde reconocida.

Durante la producción y el procesamiento de nuestros materiales, nuestro objetivo es minimizar el impacto sobre el medio ambiente. Mantenemos siempre a la vista el uso de materiales, el consumo de energía y las emisiones. Los estándares a los que nos adherimos están resumidos en nuestras Directivas medioambientales y de calidad. En nuestro Código de conducta, afirmamos nuestro compromiso con prácticas comerciales éticas y exigimos el cumplimiento de la legislación aplicable. En el centro de nuestra filosofía empresarial se encuentra el deseo de establecer relaciones honestas, directas y equitativas con nuestros empleados, clientes y socios en el mundo entero. Una cooperación estrecha crea la motivación necesaria para alcanzar un rendimiento extraordinario e inspira el entusiasmo que nos lleva a soluciones excepcionales. Un margen suficiente para la libertad de actuación individual y una postura abierta frente a los cambios son otros requisitos para nuestro crecimiento global.

En nuestro Informe de Sostenibilidad,puede encontrar todo lo relacionado con nuestro compromiso con la salud y la seguridad en el trabajo, con nuestros empleados y con la sociedad. Además, aprenderá lo que hacemos para que nuestras operaciones de producción sean lo más ecológicas posible.

Código de conducta

Nuestro Código de Conducta establece los lineamientos que modulan la conducta empresarial de nuestro personal, y la manera de cumplir las tareas que se les asignan. Estos cinco principios rectores son la declaración de nuestro compromiso con la práctica de la ética profesional en el trabajo, el cumplimiento con la legislación vigente y la forma de comunicar nuestras expectativas a nuestro personal.

Nuestros valores.

Nuestros sólidos valores corporativos han sido durante mucho tiempo un sello distintivo de la filosofía de Plansee. Representan una base sólida sobre la cual construimos nuestras relaciones entre nosotros mismos y con nuestros socios.

 

Responsabilidad significa compromiso. Adquirimos nuestras materias primas de fuentes confiables.

El tungsteno y el tantalio se extraen parcialmente en las regiones en conflicto y alrededor de la República Democrática del Congo (RDC) y han sido clasificados como los llamados “minerales en conflicto”.

Como una empresa consciente de sus responsabilidades, ejercemos la debida diligencia en la obtención de tungsteno y tantalio.

Como uno de los productores líderes a nivel mundial de metales refractarios tales como el tungsteno y el tantalio, tenemos una gran responsabilidad. Nos preocupa particularmente que las materias primas que adquirimos se obtengan de manera responsable y no contribuyan a este tipo de conflictos. Es por ello que utilizamos una amplia gama de medidas para asegurar que ninguna materia prima que se obtenga o se use provenga de fuentes social, ética o ecológicamente cuestionables. La sostenibilidad es una consigna constante dentro de nuestra política de compras. Solamente seleccionamos proveedores que cumplan con estrictas normas de adquisición y políticas de proveedor. Las materias primas no solo tienen que cumplir con nuestros estrictos requisitos de calidad. También deben respetar estrictamente los derechos humanos, el derecho laboral y el derecho de comercio internacional, cumplir con los estrictos requisitos ambientales y demostrar que sus materias primas provienen de fuentes “libres de conflicto”. Hemos participado en un estudio piloto realizado por la Organización para el Cooperación y Desarrollo Económico (OECD) y hemos implementado la directriz de debida diligencia para la Cadena de Suministro Responsable de Minerales de Áreas Afectadas y de Alto Riesgo por Conflictos.

Adquisición de conformidad con EICC/GeSI.

El tantalio es un componente importante de los condensadores utilizados en dispositivos electrónicos. Como proveedor de confianza de la industria electrónica podemos presentar un certificado que confirma el origen incuestionable de nuestro tantalio. A este efecto, la Electronic Industry Citizenship Coalition (Coalición Ciudadana de la Industria Electrónica, EICC, por sus siglas en inglés) certifica que Plansee utiliza materias primas de tantalio de fuentes éticamente irreprochables. El alcance de la auditoría abarca todas las etapas preliminares involucradas en la producción del material y se repite anualmente para comprobar el cumplimiento continuado.

Esta auditoria llevada a cabo como parte del Programa de Fundición Libre de Conflictos, una empresa conjunta promovida por el EICC y la Iniciativa Global de E-Sostenibilidad (GeSI), es una obligación voluntaria que Plansee ha adoptado. Para nosotros, nuestros clientes y nuestros proveedores, esto representa la confirmación independiente de que cumplimos con el Programa de Fundición Libre de Conflictos (PESC).

A raíz de una auditoria llevada a cabo en diciembre 2013 y una segunda auditoría en 2015, el comité de auditoría de la Coalición Ciudadana de la Industria Electrónica (EICC, por sus siglas en inglés) y la Iniciativa Global de e-Sostenibilidad (GeSI, por sus siglas en inglés) han confirmado que Global Tungsten & Powders (GTP) en Towanda/Estados Unidos de América (miembro del Grupo Plansee) cumple con el Protocolo de Tungsteno del Programa de Fundición y Libre de Conflictos (PESC). GTP es el primer productor de tungsteno a nivel mundial en conseguir este certificado. Para los clientes de Plansee, este certificado ofrece una prueba independiente de que el Grupo Plansee adquiere su tungsteno de fuentes confiables y responsables.

¿Alguna pregunta respecto a minerales en conflicto?
Alexander Tautermann le responderá con gusto:
alexander.tautermann(at)plansee.com

Cerramos el círculo. En beneficio del medio ambiente.

El Grupo Plansee realiza el procesamiento químico y termomecánico de materiales devueltos y desechos de producción en sus propias plantas de reciclaje. Pero el medio ambiente no es la única consideración. También hay buenas razones económicas para reutilizar las denominadas «materias primas secundarias»:

  • Seguridad del suministro
  • Uso cuidadoso de los recursos naturales

Nuestro equipo interno de científicos está perfeccionando constantemente los métodos y procesos adoptados y garantiza que solo se obtenga polvo de máxima calidad. En el caso del tungsteno, en particular, una gran parte de las necesidades de material del Grupo se cubre a través del reciclaje. El material destinado al proceso de recuperación consiste en chatarra de carburo de tungsteno duro sintetizado como también de desechos blandos, como polvo y lodos de rectificado y otros materias primas secundarias con un contenido de tungsteno de 60% o más. También es posible reciclar aleaciones y otros materiales, tales como cobalto, níquel o tantalio. Para que podamos reprocesar el máximo de material de desecho hemos firmado acuerdos de recuperación a largo plazo con muchos de nuestros clientes.