Online ShopMy Plansee
Plansee Group
Página de inicio
Online ShopMy PlanseePlansee Group
Investigación y desarrollo en Plansee

Nuestras competencias en investigación y desarrollo

La investigación y el desarrollo han desempeñado un papel importante en Plansee durante los últimos 100 años. En 1921, empezamos a producir alambre fino de tungsteno para bombillas. Actualmente contamos con una amplia gama de desarrollos de productos. Para ello, tenemos un objetivo muy claro: Continuar perfeccionando nuestros materiales y productos para conseguir el mejor rendimiento para nuestros clientes.

En nuestras sedes de Austria, Alemania, Francia y China, contamos con más de 100 expertos en investigación y desarrollo que colaboran con nuestros clientes para ofrecerles soluciones personalizadas. Esto se debe a que la mayoría de los nuevos desarrollos se crean en estrecha colaboración con nuestros clientes, así como con socios de la comunidad científica. A lo largo de los años, hemos creado una red mundial de socios, institutos de investigación y universidades a fin de que nuestros materiales alcancen los más altos niveles de rendimiento.

  • Red científica mundial

  • Asociaciones de desarrollo con los clientes

  • Equipos de investigación y desarrollo en 4 sedes

  • Alto nivel de innovación: 950 patentes

  • Más de 100 años de experiencia

Haga clic aquí para ver nuestros campos de especialización:

Conocimiento de materiales

Nuestro profundo conocimiento de los materiales es la base de nuestro trabajo diario. Nuestros expertos desarrollan continuamente las propiedades de los compuestos de molibdeno, tungsteno, tántalo y wolframio para superar los límites de rendimiento. Conocemos a fondo el comportamiento y el rendimiento de los materiales, lo que nos permite fabricar productos muy complejos. Más de 100 expertos en investigación y desarrollo en nuestras sedes de Austria, Alemania, Francia y China trabajan diariamente para simular el comportamiento de nuestros materiales en los procesos de fabricación y aplicación. Investigan el comportamiento mecánico, químico y físico en nuestros laboratorios internos y prueban los resultados en ensayos concretos con la colaboración de los clientes. Así se desarrollan constantemente nuevos productos y tecnologías.

Con el fin de adaptar los materiales de forma exacta a sus necesidades, los enriquecemos con otros aditivos metálicos y cerámicos para formar aleaciones o materiales compuestos. La resistencia al calor, la expansión térmica, la conductividad térmica, la conductividad eléctrica, la resistencia a la corrosión, la resistencia al desgaste, la densidad, la absorción de la radiación y la pureza: todas ellas son propiedades decisivas que ajustamos específicamente según la aplicación.

Conocimiento tecnológico

Ampliamos constantemente nuestros conocimientos sobre materiales, tecnología y aplicaciones gracias a los intercambios diarios con los clientes, la cooperación con diversas universidades y los debates en conferencias especializadas, ferias y talleres para clientes. Así es como conocemos los requisitos que usted establece para nuestros componentes. Nuestros desarrolladores e ingenieros reaccionan rápidamente a los avances tecnológicos y se encargan de la aplicación eficaz de soluciones innovadoras de materiales y productos.

Le asesoraremos con gusto en los siguientes ámbitos:

  • Pulvimetalurgia

    Producimos metales refractarios y materiales compuestos mediante pulvimetalurgia. El procesamiento del polvo se lleva a cabo de forma clásica mediante prensas y sinterización. Sin embargo, también se utilizan procesos de consolidación alternativos para nuestros polvos, tales como:

    • Prensado en caliente
    • Prensado isostático en caliente
  • Técnica de transformación

    Desarrollamos constantemente las técnicas de transformación existentes para adaptar nuestros productos exactamente a sus necesidades. Al hacerlo, no solo cambiamos las dimensiones de los productos de partida, sino que también ajustamos las propiedades mecánicas adaptando los pasos de formación y los tratamientos térmicos. Así proporcionamos a nuestros productos el grado necesario de estabilidad térmica, resistencia a la fluencia y a la dureza, entre otras cosas.

    El diseño de las técnicas de transformación se basa en conocimientos elementales y teóricos. Sin embargo, la adaptación de las propiedades del producto es tarea nuestra: A fin de conseguir las propiedades óptimas para las distintas aplicaciones, trabajamos sin descanso para perfeccionar nuestros procesos.

    Para que el desarrollo y la optimización de estos procesos sean aún más eficaces, recurrimos a diversos métodos de simulación. Lea más sobre esto en el área de análisis numérico.

  • Técnica de unión

    Para unir el molibdeno y el wolframio entre sí o con otros materiales se necesitan tecnologías de unión especiales. Gracias a nuestras décadas de experiencia y desarrollo en el campo de la tecnología de unión, sabemos exactamente qué proceso es el más adecuado para cada aplicación.

    Para nuestros materiales se utilizan las siguientes tecnologías de unión:

    • Tecnología de soldadura:
      Con esta tecnología podemos unir nuestros materiales entre sí, pero también unir unos materiales con otros, como los metales y la cerámica: Como en el caso de los ánodos giratorios, que consisten en componentes de molibdeno y grafito que se sueldan entre sí, o en el de los cátodos de pulverización. 
    • Tecnología de soldadura:
      Los mismos materiales se sueldan con frecuencia. Esto permite una conexión puntual de componentes complejos y no supone ningún límite térmico. Dependiendo de la pareja de unión y de los requisitos de la unión del material, se utilizan diversos procedimientos de soldadura por fusión con y sin metales de aportación. Además del procedimiento de soldadura TIG, también se utiliza como proceso altamente automatizado la soldadura por fusión con rayo láser.
    • Unión por difusión:
      Si la unión tiene necesidades especiales, la unión por difusión puede ser una buena opción. En este proceso, las piezas de unión se presionan entre sí a temperaturas elevadas muy por debajo del punto de fusión. Se crea una unión material por difusión de los metales. Este método es adecuado para juntas planas, por ejemplo, en las que no se pueden utilizar otros materiales. 
    • Tecnología de retrofusión:
      Para algunas de nuestras aplicaciones, unimos el molibdeno y el tungsteno con el cobre. Esto se hace mediante la tecnología de retrofusión y ofrece algunas ventajas significativas, como una perfecta conexión térmica, mecánica y sin fisuras.
  • Tecnología de superficie

    Sus aplicaciones requieren las más diversas exigencias para la superficie de nuestros productos. Mediante el uso de diferentes tecnologías, que dominamos a la perfección gracias a nuestros muchos años de experiencia, conseguimos el mejor resultado de superficie para usted. Se aplican:

    • Tratamiento mecánico
    • Tratamiento químico en húmedo
    • Recubrimientos
Análisis numérico

Muchas aplicaciones suponen también un enorme desafío técnico para nuestros productos. Tienen que soportar temperaturas de proceso cada vez más altas, así como cargas extremas, y al mismo tiempo tener la máxima vida útil posible. 

Los métodos de cálculo numérico contribuyen a analizar, ya en la fase de planificación, el comportamiento operativo de la aplicación de nuestros componentes. Nuestro propio equipo de expertos en cálculo se encarga de que nuestros componentes metálicos refractarios cumplan de forma confiable los requisitos de nuestros clientes durante toda su vida útil. Los métodos de simulación se utilizan, por ejemplo, en el diseño de componentes en hornos de alta temperatura.

Por ejemplo: Uno de nuestros clientes quiere cargar un soporte de carga con componentes que pesan un total de 20 toneladas y hacer un tratamiento térmico a altas temperaturas de más de 1250 °C. Los soportes de carga que existían hasta el momento no pueden soportar estas condiciones. Se trata de un caso obvio para nosotros: En nuestros cálculos termomecánicos, examinamos varias adaptaciones del diseño y finalmente desarrollamos un nuevo producto con el cliente.

También podemos ser de utilidad con la transmisión de corriente. Con la combinación adecuada de materiales y diseño de la geometría, podemos optimizar el comportamiento del rebote y así reducir notablemente la formación de arcos eléctricos.

Los métodos de cálculo numérico en el ámbito del análisis de los elementos finitos, el procedimiento de los volúmenes finitos y el análisis de los elementos discretos, así como nuestros conocimientos en materia de pulvimetalurgia, técnica de transformación, recubrimiento y técnica de unión, hacen posible desarrollar de manera rentable grupos de componentes sometidos a altas tensiones. Por ejemplo, para el desarrollo de ánodos rotativos y fijos en equipos de rayos X, boquillas de canal caliente para la producción de plásticos, sistemas de calentamiento para la fabricación de LED, componentes para la producción de vidrio de zafiro en la óptica láser o la tecnología de semiconductores, o incluso para su producto.

De este modo, nuestros análisis numéricos hacen que las aplicaciones de los clientes sean más rentables o incluso las hacen viables si no lo eran.

Fabricación aditiva

Gracias a este innovador proceso de fabricación, creamos componentes creando su estructura 3D capa a capa. Esto permite fabricar componentes 3D complejos de forma monolítica con extrema precisión a partir de datos CAD, eliminando la necesidad de ensamblar varias piezas.

Utilizamos polvo de metal como material de partida: Dependiendo del proceso, se utilizarán (o no) medios de impresión orgánicos. En función del material, pero también según el tamaño y los requisitos de los componentes, se utilizarán varios procesos de impresión diferentes:

  • Los metales refractarios puros pueden imprimirse mejor mediante la consolidación directa del lecho de polvo. Para ello se utiliza el láser de alta energía o la radiación de electrones para fundir directamente el polvo de metal a nivel local y así construir el componente capa por capa: Los procesos se conocen como LPBF (Laser Powder Bed Fusion) o EBM (Electron Beam Melting).
  • Los materiales compuestos, como las aleaciones de metales pesados o WCu y MoCu, también pueden procesarse con métodos alternativos de fabricación aditiva. El polvo de metal aleado o mezclado se utiliza también aquí como material de partida. En cambio, a diferencia de los procesos sin aglomerantes LPBF o EBM, se utilizan medios orgánicos como aglomerante para producir el llamado compacto verde. La variedad de procesos de producción basados en medios orgánicos es amplia y no todos los procesos son aptos para cada material y cada componente.

Además de la fabricación pura de componentes a partir de nuestros materiales, también utilizamos otros materiales para mejorar nuestros productos o incluso para fabricarlos. Por ejemplo, podemos imprimir máscaras reutilizables para procesos de recubrimiento o proteger juntas complejas de la oxidación con boquillas de gas inerte desarrolladas e impresas especialmente para ello. Gracias a todas nuestras tecnologías de fabricación aditiva, contribuimos desde la fase de desarrollo hasta conjuntos cada vez más complejos fabricados con nuestros materiales de alto rendimiento.