Ahorrando combustible con recubrimientos.

Recubrir partes móviles de forma inteligente reduce la fricción en vehículos y favorece medidas de eficiencia adicionales.

Reducing CO2 emissions is a key issue in the automotive industry. By 2015, new vehicles in the European Union will only be permitted to emit a maximum of 130 grams of CO2 per kilometer. By 2020, fleet average emissions are to drop to 95 grams per kilometer. Internal friction forces play an important role in this context.

Hasta un 20 por ciento de la potencia disponible se pierde en fricción en el motorpopulsor. En otras palabras, una quinta parte del importe del repostaje desaparece innecesariamente en forma de calor.

Para combatir esto, la industria de la automoción trabaja incesablemente desarrollando motopropulsores con baja fricción. Se usan recubrimientos para combatir la pérdida de potencia en piezas móviles. Los fabricantes de automóviles utilizan cátodos de cromo de Plansee para recubrir, por ejemplo, aros de pistones con una capa antidesgaste de baja fricción de CrN. Y nuestros cátodos de carburo de tungsteno se usan para crear capas DLC (diamond-like carbon) que reducen el coeficiente de fricción de las agujas de los inyectores.

Como socio en el desarrollo, Plansee colabora con proveedores de automoción en el desarrollo de nuevos y mejorados materiales de recubrimiento (= cátodoes de sputtering). Plansee provee prototipos que se ensayan en las plantas de recbrimiento del cliente. Las experiencias aportadas por los ensayos con prototipos recubiertos hacen posible del desarrollo continuo de nuestros cátodos para poder aportar exactamente aquello que se necesita. Al mismo tiempo, Plansee desarrolla y adapta sus procesos de fabricación para garantizar las cantidades y la calidad exigida para la producción en serie.

De igual forma que la redución de la fricción con recubriminetos, la resistencia al desgaste a altas temperaturas también se ha convertido en un aspecto cada vez más importante. Fijémonos, por ejemplo, en un sistema de inyección diesel. Una combustión óptima de la mezcla de combustible y aire reduce el consumo de carburante. Una de las medidas para mejorar la eficiencia es, por tanto, incrementar la temperarua de combustión. Esto tiene consecuencias para el recubrimiento, puesto que tiene que resistir temperaturas más altas. Plansee trabaja acutalmente junto a los mayores clientes para desarrollar recubrimientos de nitruro de molibdeno-cobre y molibdeno-cobre para esta aplicación.

Conozca mucho más sobre los materiales de capa fina de Plansee.