El desarrollo de nuevos productos tiene recompensa

La recesión que han sufrido algunos sectores esenciales y los conflictos comerciales han llevado a una disminución de la demanda, lo que ha provocado la caída de las ventas del Grupo Plansee en un diez por ciento en el ejercicio fiscal 2019/2020. Por otro lado, el volumen de inversión fue de 206 millones de euros, mientras que los gastos en investigación y desarrollo ascendieron a 68 millones de euros. El Grupo Plansee se siente bien preparado para afrontar las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus.


Los miembros de la junta directiva del Grupo Plansee: Dr. Wolfgang Köck y Mag. Karlheinz Wex (portavoz)

«Además del conflicto comercial entre Estados Unidos y China, la disminución de los pedidos, particularmente de aquellos provenientes del sector automovilístico y de ingeniería industrial de Europa, supuso una caída de las ventas durante el ejercicio fiscal 2019/2020», afirmó Karlheinz Wex, portavoz de la junta ejecutiva del Grupo Plansee, durante la rueda de prensa anual en Reutte, Austria. Plansee experimentó una demanda creciente en el ámbito de la tecnología médica y el sector de los semiconductores.

En total, las ventas cayeron un diez por ciento, de 1520 a 1380 millones de euros; a pesar de esta caída, el Grupo Plansee ha seguido invirtiendo con fuerza: 206 millones de euros en equipos e infraestructura y 68 millones en investigación y desarrollo. Esta decisión ha dado sus frutos, haciendo que los nuevos productos representen un 31 por ciento de las ventas del pasado ejercicio fiscal, lo que supone un aumento del 2 por ciento. El índice de capital propio aumentó de un 58 a un 61 por ciento, alcanzando un nivel máximo.

Fiabilidad durante la crisis del coronavirus
La crisis del coronavirus ha planteado unos retos especiales al Grupo Plansee. «Desde el principio, todas las medidas se encaminaron, por un lado, a proteger a los empleados lo mejor posible para que no se contagiaran y, por otro, a mantener la producción en todos los centros productivos de que disponemos en todo el mundo», afirmó Karlheinz Wex. Pese a los cierres temporales de algunas plantas, el Grupo Plansee fue capaz de cumplir con casi todas las entregas a sus clientes internacionales entre los meses de marzo y mayo.

«Nuestros clientes cuentan con que seamos capaces de suministrarles los productos que han pedido. Los componentes y herramientas de Plansee garantizan, por ejemplo, que se mantenga el suministro de electricidad, funcionen las máquinas de rayos X o puedan envasarse productos alimentarios o médicos en cristal sin riesgos para la higiene», señaló Wex.

Competitivos y resilientes durante las crisis
Karlheinz Wex considera que el Grupo Plansee está bien preparado para afrontar las consecuencias de la crisis del coronavirus. «Hemos de esperar que el clima empresarial seguirá siendo difícil este año. Al mismo tiempo, estamos convencidos de que el Grupo Plansee se encuentra en una posición competitiva y, ante todo, preparado para afrontar crisis». También añadió que, en sus 99 años de historia, la empresa se ha habituado a lidiar exitosamente con los altibajos de los mercados. En este momento, más que nunca, la clave consiste en convencer a los clientes de las virtudes de Plansee y abrazar toda oportunidad de hacer negocios. Con una gama de productos amplia e innovadora, Plansee ha estado creando valor para los clientes, como aquellos del sector de los semiconductores. La presencia global de la red de producción y logística ha garantizado que todos los clientes hayan podido recibir los productos y herramientas de la empresa allí donde los necesitaban. Teniendo en cuenta que el equipo de Plansee está muy motivado y muestra mucha dedicación, Wex piensa que el grupo está preparado para los tiempos de crisis.

La cartera industrial
El Grupo Plansee considera que todas las participaciones superiores al 20 por ciento son parte de la cartera industrial. A lo largo del año pasado, la cartera en su conjunto ha demostrado su robustez. Las empresas del grupo registraron unos ingresos de 2900 millones de euros en el ejercicio fiscal 2019/20. Las ventas de producción en Breitenwang/Reutte ascendieron a 635 millones de euros.

Según el informe, el Grupo Plansee contaba con 13 796 empleados en todo el mundo a fecha de 29 de febrero de 2020. En Austria, el número de empleados fue de 2368 en el último ejercicio fiscal.

Resumen de los indicadores clave (*consolidado)

2019/20

2018/19

Ventas*

1380 millones de euros

1520 millones de euros

Cartera de ventas

2900 millones de euros

3000 millones de euros
Ventas de producción en Breitenwang/Reutte

635 millones de euros

678 millones de euros

Empleados*

7606

7979

Empleados en Austria

2368

2.483

Cartera de empleados

13 796

14 451

Inversiones*

206 millones de euros

210 millones de euros

Gastos de investigación y desarrollo*

68 millones de euros

67 millones de euros

Porcentaje de productos nuevos

31 por ciento

29 por ciento

Índice de capital propio

61 por ciento

58 por ciento

Tasa de reciclaje del tungsteno

74 por ciento

60 por ciento