El Grupo Plansee no deja de crecer

277 millones de euros invertidos en el futuro

En el ejercicio fiscal 2018/19, que finalizó el 28 de febrero de 2019, el Grupo Plansee logró unos ingresos por ventas consolidadas de 1520 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 17 por ciento —es decir, 1300 millones de euros— y un nuevo récord. Bernhard Schretter, miembro de la junta ejecutiva del Grupo Plansee, durante la rueda de prensa celebrada el 4 de julio de 2019

«En un entorno de mercado muy emocionante, nos diferenciamos de los demás por nuestra flexibilidad y solidez», afirmaron Bernhard Schretter y Karlheinz Wex, miembros de la junta ejecutiva del Grupo Plansee, durante la rueda de prensa celebrada en Reutte (Austria), en la que se presentaron los resultados anuales del grupo empresarial. Asimismo, añadieron que, con un índice de capital propio del 58 por ciento, el Grupo Plansee se encuentra en un estado excelente, no tiene deudas y está preparado para afrontar las fluctuaciones económicas y las etapas adicionales de desarrollo.

Al crecimiento de las ventas han contribuido todos los mercados y regiones, así como todas las divisiones y empresas del Grupo Plansee; por regiones, el 53 por ciento de los ingresos vino de Europa, el 25 por ciento de Estados Unidos y el 22 por ciento de Asia. Además, cabe destacar que Komet, fabricante de taladros adquirido en 2017, contribuyó a un tercio del aumento de las ventas, que experimentaron un crecimiento del siete por ciento.

Schretter y Wex describieron el transcurso del ejercicio fiscal como un ejercicio «con dos caras»: la primera mitad del ejercicio estuvo marcada por una «demanda enormemente alta», mientras que el negocio se enfrío considerablemente en la segunda mitad, especialmente en los meses de diciembre y enero. «Nuestro objetivo permanente debe consistir en satisfacer las fluctuaciones de la demanda y afrontar el aumento de la presión competitiva de China con flexibilidad y solidez», añadió Karlheinz Wex. En consecuencia, el Grupo Plansee hizo el año pasado una serie de inversiones continuadas con el fin de mejorar su rendimiento; asimismo, dio unos pasos importantes para aumentar la tasa de reciclaje, así como en lo referente a la formación de los empleados.

Inversiones y productos nuevos
El pasado ejercicio fiscal, el Grupo Plansee invirtió 210 millones de euros en reforzar su capacidad de rendimiento. La mayor parte de las inversiones fue destinada a la creación de nuevas capacidades productivas y la expansión de las ya existentes, así como a la automatización de las plantas y los flujos de producción. El Grupo Plansee se centró principalmente en los centros de producción de China, India, Austria, Alemania, Japón y Suiza. En total, el grupo invirtió 67 millones de euros en el desarrollo de nuevos productos y en mejoras de los procesos. Los productos nuevos —es decir, con una antigüedad máxima de cinco años— representan el 29 por ciento de los ingresos por ventas, lo que equivale al mismo nivel del año pasado. La organización de la división Plansee High Performance Materials se revisó de una manera exhaustiva para simplificarla y facilitar el crecimiento.

Aumento de la tasa de reciclaje
A la vista de los volátiles mercados de materias primas y las difíciles condiciones de las minas de tungsteno en Occidente, el Grupo Plansee ha adoptado una serie de medidas adicionales con el objetivo de garantizar a largo plazo el suministro de materias primas derivadas del tungsteno. El 1 de marzo de 2019, Plansee anunció la adquisición de Stadler Metalle, una empresa alemana que se especializa en el comercio y el procesamiento de metales duros. En palabras de Karlheinz Wex, «Los metales duros están hechos con tungsteno y cobalto. La demanda de estos metales está aumentando en todo el mundo. Stadler compra herramientas usadas de metal duro, que analiza y clasifica». Se espera que esta adquisición contribuya a seguir aumentando la tasa de reciclaje del tungsteno en el Grupo Plansee partiendo del 60 por ciento actual. En nuestras sedes de Finlandia, Estados Unidos y Austria también se está aumentando la capacidad de reciclar chatarra de metales duros con el fin de obtener un tungsteno nuevo y que pueda usarse, así como polvo de cobalto.

Formación interna de trabajadores cualificados
Bernhard Schretter piensa que los trabajadores cualificados que cuentan con una buena formación constituyen una ventaja competitiva fundamental en el Grupo Plansee. Por este motivo, el Grupo Plansee está haciendo una serie de esfuerzos por formar a los trabajadores cualificados e integrarlos en la empresa. Según Schretter, las oportunidades de los jóvenes para hacerse con un puesto de formación en las sedes de Reutte (Austria) de Plansee y Ceratizit nunca ha sido mejores, ya que estas dos empresas ofrecerán un 50 por ciento más de puestos de formación al año. El año pasado se incorporaron cuarenta empleados de formación, una cifra que se incrementará hasta los sesenta anuales en los años venideros. Asimismo, van a añadirse dos nuevos puestos de informática en el ámbito de los oficios: desarrollador de aplicaciones y experto en tecnología de la información. Con el objetivo de disponer del espacio necesario, el Grupo Plansee invertirá seis millones de euros este año para construir un taller de formación en Breitenwang/Reutte, Austria. Otro hito será el comienzo de una clase de instituto superior de formación técnica secundaria (HTL, por sus siglas en alemán) en el ámbito de la ingeniería industrial y con especialización en informática para la gestión empresarial, que se ha anunciado para el otoño de 2020. Plansee lleva comprometido con este proyecto durante mucho tiempo, por lo que prestará un apoyo activo al futuro programa de formación técnica secundaria de Reutte; para ello, facilitará laboratorios y talleres.

La cartera industrial
La cartera industrial del Grupo Plansee tuvo un desarrollo positivo durante el pasado año. Las empresas del grupo registraron unas ventas de tres mil millones de euros en el ejercicio fiscal 2018/19. Los ingresos de producción en Breitenwang/Reutte ascendieron a 678 millones de euros. Según el informe, las empresas del grupo contaban con 14 451 empleados en todo el mundo a fecha de 28 de febrero de 2019. El pasado ejercicio fiscal, Austria contaba con 2483 empleados, 111 más que el año anterior, lo que representa el mayor número de su historia. En la región de Außerfern/Allgäu, los 3800 empleados del Grupo Plansee hacen que la empresa sea uno de los mayores empleadores de la zona.

Perspectivas
Tras las importantes fluctuaciones de demanda que tuvieron lugar el pasado ejercicio fiscal, la demanda se ha estabilizado durante el primer trimestre de este año a un nivel ligeramente más bajo. La demanda se ha moderado notablemente, especialmente en el sector automovilístico y el ámbito de la ingeniería mecánica, lo que se debe a que muchos clientes están reduciendo su inventario. «En este momento prevemos que el entorno empresarial se mantendrá en este nivel durante los próximos meses», afirma Karlheinz Wex. Por otro lado, el Grupo Plansee no se ve afectado directamente por el Brexit ni por conflictos comerciales imprevisibles. «No obstante, estas situaciones terminan por dañar la economía en su conjunto a largo plazo», añadió Karlheinz Wex. Por último, recalcó que «Para seguir cosechando éxitos en el futuro, nos centraremos en los materiales de tungsteno y molibdeno para aplicaciones de alta tecnología; además, crearemos las condiciones adecuadas para que los empleados reciban una formación excelente y seguiremos invirtiendo en nuestra capacidad de rendimiento, así como en habilidades y procesos, con el objetivo de ser el proveedor predilecto de nuestros clientes».

Acerca del Grupo Plansee
Con sus divisiones Plansee High Performance Materials y Global Tungsten & Powders (ambas con un 100 por ciento de participación), la empresa conjunta Ceratizit (50 por ciento) y su participación en Molymet (21,1 por ciento), el Grupo Plansee es uno de los grupos industriales más importantes del mundo en el ámbito de la pulvimetalurgia. El Grupo Plansee está especializado en los materiales de molibdeno y tungsteno, abarcando toda la cadena de valor añadido: desde el concentrado de minerales hasta herramientas y componentes personalizados. La cartera del Grupo Plansee incluye más de 75 000 productos y herramientas diferentes que se utilizan para producir dispositivos cotidianos de alta tecnología —como teléfonos inteligentes—, así como de soluciones eficientes y sostenibles relacionadas con la movilidad, el suministro de energía y la fabricación industrial.

Durante el año fiscal 2018/19, el Grupo Plansee, con sus 7979 empleados, logró unas ventas consolidadas de 1520 millones de euros. A lo largo de toda la cartera del Grupo Plansee (combinando intereses del 20 por ciento y superiores), se lograron unas ventas por valor de tres mil millones de euros con 14 451 empleados. El ejercicio fiscal terminó el último día de febrero.