Plansee suministra componentes para producir oxígeno en Marte

Un objetivo ambicioso: La producción de oxígeno en Marte permitiría las expediciones tripuladas al planeta rojo. El rover Perseverance de la NASA ya aterrizó en Marte con componentes metálicos de Plansee destinados a producir oxígeno.

Image: OxEon, Plansee Group

En El marciano, una novela con base científica que se convirtió en todo un éxito de ventas, Andy Weir explicó por qué la producción de oxígeno constituye el alfa y el omega de cualquier expedición tripulada. En su obra, una misión a Marte es interrumpida por una tormenta de arena, tras lo cual un técnico queda varado en el planeta debido a un trágico accidente y trata de sobrevivir hasta que llegue la siguiente expedición. 

Lo que más ayuda a Marc Watney a salir adelante es un sistema, diseñado en un principio como generador de combustible, que comprime el abundante dióxido de carbono presente en la atmósfera marciana y lo convierte en oxígeno. El gas era necesario para encender el combustible de la cápsula de salvamento con la que el resto de la tripulación logró abandonar la superficie del planeta, pero también lo es para la vida, ya que forma parte del aire que respiramos. 

Hasta la fecha, todos los viajes a Marte han sido solo de ida, y los tripulantes, robots. La NASA aún no ha llegado tan lejos como el libro, pero ya está dando los primeros pasos: el jueves 18 de febrero de 2021 consiguió aterrizar con éxito en Marte el Moxie, un prototipo de generador de combustible a escala 1:100 que iba a bordo del Perseverance. 

El Moxie funciona de un modo similar al de una célula de combustible. La conversión de los gases tiene lugar en una célula electrolizadora de óxido sólido, una auténtica maravilla que se ha creado combinando materiales de la máxima calidad con un procesamiento preciso. Plansee ha desarrollado y producido las placas metálicas necesarias (interconectores) para conducir el gas a las células con las que se convertirá el dióxido de carbono de la atmósfera marciana en oxígeno. Parece muy sencillo, pero ha supuesto una labor más que ardua para los investigadores y desarrolladores de Plansee. «Nuestros expertos han aplicado todos los conocimientos metalúrgicos de Plansee sobre polvos para crear estos componentes tan complejos con la máxima precisión», explica Karlheinz Wex, portavoz de la Junta Directiva de Plansee Group. Y lo han logrado. Si la producción de oxígeno comienza en los próximos meses según lo previsto, el Moxie generará 20 gramos de oxígeno por hora y permitirá trabajar durante al menos 50 días en Marte.