Prensado y sinterización bajo el mismo techo

Existen dos pasos de producción fundamentales en Plansee: en primer lugar, se prensa el polvo fino de metal; a continuación, se sinteriza a alta temperatura. Plansee está invirtiendo con fuerza para que la producción sea aún más eficiente. A mediados de septiembre tuvo lugar una ceremonia para inaugurar las obras del nuevo edificio.

Reinhard Wörle (coordinador de proyectos), Gerhard Sprenger (jefe de obra), Wolfgang Köck (director general de Plansee SE), Karlheinz Wex (miembro de la junta ejecutiva del Grupo Plansee), Ulrich Lausecker (director general de Plansee SE), Franz Insam (Erdbau Specht) y Nikolaus Reinfried (jefe de obra).

«La construcción de la nueva planta de sinterización nos permitirá producir con un mayor nivel de calidad ahorrando energía y materiales al mismo tiempo», dice Ulrich Lausecker, director general de Plansee.

La nueva planta es la culminación de muchos años de preparativos. Se han desarrollado nuevos procesos y tecnologías, que se han puesto a prueba en instalaciones de ensayo. Los ingenieros de Plansee concedieron especial importancia a reducir el volumen de materias primas, aumentar la calidad de los materiales y reducir las fuentes de errores mediante la automatización de los procesos, lo que contribuye a que la producción sea aún más rápida y fiable.

Asimismo, se prestó una atención considerable al ahorro energético; así, por ejemplo, el hidrógeno que se utiliza en el equipo de sinterización debe reciclarse, y el agua de refrigeración debe usarse para calentar otras partes de la fábrica. Los productos redondos y planos de molibdeno y tungsteno se «hornean» en la planta de sinterización para obtener unas piezas brutas altamente resistentes; posteriormente, en Plansee se transforman en barras, alambre, láminas y bandas.

Plansee está invirtiendo varias decenas de millones de euros en la nueva planta, además de en el equipo correspondiente y los nuevos desarrollos tecnológicos.