Online ShopMy Plansee
Plansee Group
Página de inicio
Online ShopMy PlanseePlansee Group

05/10/2021

Condecoración del gobierno del Tirol

El Grupo Plansee celebró su centenario el 1 de octubre de 2021 con una ceremonia en el Walter Schwarzkopf Hall. Paul Schwarzkopf fundó Metallwerk Plansee GmbH en el municipio de Breitenwang el 24 de junio de 1921 en Außerfern, Tirol. En este entorno rural, el negocio se convirtió en una empresa de renombre mundial. Hoy en día, el Grupo Plansee se centra principalmente en el molibdeno y tungsteno, y gestiona 48 centros de producción desde su sede de Breitenwang/Reutte. El grupo empresarial cuenta con 13 000 empleados repartidos por todo el mundo.

Entrega del escudo de armas de Tirol
El presidente de WK, Christoph Walser (a la izquierda), el gobernador Günther Platter (el segundo desde la izquierda) y la presidenta del parlamento estatal, Sonja Ledl-Rossmann, entregan al presidente de la junta de supervisión, Michael Schwarzkopf, el certificado que permite el uso del escudo de armas del estado federado.

La ceremonia oficial del centenario del grupo empresarial tuvo lugar tres meses más tarde de lo que se había previsto en un principio. En su discurso de bienvenida, Karlheinz Wex, portavoz de la junta directiva, enfatizó lo siguiente: «Vamos a continuar por el camino que nos ha llevado al éxito estos últimos 100 años. Vamos a centrarnos de forma clara en el molibdeno y el tungsteno, y alcanzaremos, o al menos, conseguiremos acercarnos de forma significativa a nuestro objetivo, que consiste en ser la empresa número uno, dos o tres a nivel mundial en todas nuestras actividades comerciales. Además, queremos ser un empleador activo en todos los lugares de nuestra red corporativa global en los que estamos presentes con nuestra producción y ventas». 

El presidente de la junta de supervisión, Michael Schwarzkopf, comentó en su discurso que no debe darse por hecho el objetivo establecido durante el aniversario. En concreto, dijo lo siguiente: «Deben darse varios factores para que una empresa se mantenga en pie con éxito durante un período tan prolongado. Es necesario tener una visión y un espíritu emprendedores, así como contar con el compromiso de muchas personas involucradas, la confianza de los propietarios en la viabilidad de la empresa y la suerte a la hora de sobrevivir a todo tipo de crisis. Esta noche me siento orgulloso y muy satisfecho, y también siento gratitud. Todos los que se encuentran aquí reunidos han contribuido a que el Grupo Plansee se haya convertido en un grupo industrial de éxito y activo en todo el mundo en el ámbito de los materiales de alta tecnología, es decir, el molibdeno y el tungsteno, durante el primer siglo de su existencia». 

El gobernador Günther Platter, que honró al Grupo Plansee en nombre del gobierno del Tirol con el escudo de armas de Tirol, fue uno de los numerosos invitados a la ceremonia, además de invitado de honor. En palabras de Platter: «El Grupo Plansee ha acompañado y dado forma durante 100 años a la región de Reutte como ninguna empresa había hecho antes. Desde sus inicios y hasta la actualidad, esta empresa se ha caracterizado por su extraordinario espíritu pionero y el fuerte vínculo que tiene con su ubicación, del que se benefician 2400 empleados que trabajan en la región de Reutte. A modo de un reconocimiento especial a su exitosa historia, esta vanguardista empresa llevará en adelante el escudo de armas de Tirol, con el que el estado federado de Tirol honra a personas y empresas por sus extraordinarios méritos». 

100 años haciendo magia con polvos y arte con la metalurgia

Paul Schwarzkopf puede denominarse un alquimista de la modernidad. Este químico y doctor en ciencias técnicas fue un emprendedor e inventor que supo reconocer rápidamente el potencial de dos materiales, el molibdeno y el tungsteno. A principios del siglo XX, Paul Schwarzkopf desarrolló un proceso para la producción industrial de filamentos incandescentes a partir de alambre de tungsteno. En 1909 se convirtió en cofundador de la «Deutsche Glühfadenfabrik» de Berlín y posteriormente, en 1920, de la «Naamlooze Vennootschap Vereenigte Draadfabricken» (N.V.V.D.) de Nimega (Países Bajos). Sin embargo, la demanda de luz eléctrica y, por lo tanto, de filamento era muy grande. Por ello, el empresario decidió buscar un lugar de producción más barato y con suficiente energía hidráulica: en Plansee encontró todo lo que buscaba.  

Junto con su socio financiero Richard Kurtz, Paul Schwarzkopf fundó Metallwerk Plansee GmbH el 24 de junio de 1921 y comenzó la producción industrial de productos de molibdeno y tungsteno en 1922 con 15 empleados. 

Además de la producción de filamentos incandescentes para bombillas, pronto se añadieron otros componentes destinados a diferentes aplicaciones. Por ejemplo, en el caso de la industria automovilística, la empresa estadounidense Henry Ford hizo el primer gran pedido de placas de contacto de tungsteno en 1925. Los ánodos para equipos de rayos X también fueron uno de los primeros productos de la joven empresa. Desde el principio, su fundador, Paul Schwarzkopf, supo ver el potencial de los materiales molibdeno y tungsteno. Así lo expresa claramente en su visión: «Nuestros metales accionan la maquinaria, llevan la luz a nuestros hogares, transmiten palabras e imágenes a grandes distancias y ayudan a realizar otros mil servicios útiles e increíblemente importantes».

1000 servicios útiles adicionales

En la actualidad, el Grupo Plansee permite que la vida sea más segura, avanzada, móvil y digital gracias a sus más de 75 000 productos. Desarrollan, por ejemplo, componentes para la transmisión eléctrica, la ingeniería médica, la electrónica de consumo, la fabricación de semiconductores, el sector de la construcción y el tráfico rodado, ferroviario y aéreo. Los componentes de Plansee están «ocultos» en muchos productos de uso cotidiano, como smartphones, tablets y ordenadores, en dispositivos de alta tecnología, como los tomógrafos informáticos, pero también en artículos de lujo, como los cronógrafos de alta calidad. 

Metales resistentes para un futuro mejor

«La esencia de Plansee reside en su capacidad de metamorfosis. Llevamos 100 años construyendo puentes hacia nuevos mundos de aplicación para nuestros clientes y, en el proceso, nos hemos transformado junto con ellos», afirma el CEO Wolfgang Köck sobre el desarrollo constante de la gama de productos en los 100 años de historia de la empresa, que todavía caracteriza al Grupo Plansee.

La transformación comenzó hace tiempo. En el mundo de la digitalización, «los nuevos retos están en formar parte de cadenas de valor globales muy complejas, así como producir y suministrar cada producto en el momento preciso, en la cantidad y calidad adecuadas, en una región específica», añade el portavoz de la junta directiva Karlheinz Wex. Para conseguirlo, se optimizan continuamente los procesos de producción, venta y logística, así como todas las áreas administrativas. 

Espíritu empresarial con grandes valores

En los 100 años de historia de la empresa, su misión y valores han servido de apoyo y orientación. El conjunto de valores se centra en la solidez de la cultura empresarial y, al mismo tiempo, en la capacidad de cambio. Para poder competir en el mercado global, la empresa y sus empleados deben adaptarse a los retos actuales y crecer con los cambios. Como siempre, se da gran importancia al aprendizaje y al perfeccionamiento y se integra a los empleados con iniciativa y compromiso en los procesos de trabajo. Con el fin de seguir ofreciendo excelencia en pulvimetalurgia, durante generaciones, una gran parte de los beneficios se ha reinvertido en infraestructura, equipos, tecnología y desarrollo de nuevos productos. 

El centro neurálgico de Plansee

Por muy impredecible que sea el futuro, hay una cosa segura: el grupo empresarial internacional seguirá siendo gestionado desde la sede de Reutte. Durante estos 100 años, el enfoque siempre ha sido el crecimiento sostenible. El Grupo Plansee se prepara para el futuro adquiriendo participaciones en empresas y ampliando tanto sus instalaciones como las plantas de producción. La familia propietaria, con el nieto del fundador y el portavoz de la junta directiva, Michael Schwarzkopf, al mando, trabaja duro para conseguir todos los objetivos de la empresa.

Las diversas iniciativas científicas y el programa cultural de Plansee completan el amplio compromiso con los empleados y la región. Entre ellos se encuentran los seminarios de Plansee, celebrados desde los años 50, en los que científicos internacionales viajan a la región de Außerfern, una orquesta de viento propia y los conciertos de Plansee con estrellas internacionales de la música.