Los metales refractarios son nuestra pasión

Desde hace más de 90 años hemos trabajado con molibdeno, tungsteno, tantalio, niobio y cromo. A veces, estos metales pueden plantear cuestiones difíciles durante su procesamiento. Sin embargo, nosotros conocemos exactamente su comportamiento y sus capacidades y podemos fabricar los productos más complejos con ellos.

Para asegurar que las propiedades de «nuestros» materiales correspondan plenamente a sus requisitos, los enriquecemos con materiales metálicos y cerámicos adicionales, creando aleaciones y materiales compuestos. Resistencia al calor, baja expansión térmica, alta conductividad térmica, buena conductividad eléctrica, buena resistencia a la corrosión y resistencia al desgaste, alta densidad, absorción de la radiación, pureza extraordinaria. Esto es lo que quieren nuestros clientes. Y así lo hacemos.