Tántalo

El tántalo es una elección razonable cuando se requiere una alta resistencia a la corrosión. Aunque el tántalo no sea un metal noble, es comparable a éstos en lo que respecta a la resistencia química. Además, el tántalo es muy fácil de conformar, incluso netamente por debajo de la temperatura ambiente, a pesar de su estructura cristalina cúbica centrada en el espacio.La resistencia a la corrosión del tántalo lo convierte en un material valioso en un gran número de aplicaciones químicas. Utilizamos nuestro material «inflexible», por ejemplo, para producir intercambiadores de calor para el sector de la construcción de aparatos, carros de carga para la construcción de hornos, implantes para la tecnología médica y componentes de capacitores para la industria electrónica.

Hoja de tántalio
Hoja de tántalio
Alambre de tántalio
Alambre de tántalio
Propiedades de tántalo
Número atómico73
Número CAS 7440-25-7
Masa atómica 180.95
Punto de fusión 2.996 °C
Punto de ebullición5.458 °C
Volumen atómico 0,0180 [nm3]
Densidad a 20 °C 16,65 [g/cm3]
Estructura cristalina cúbica centrada en el espacio
Constante de entramado 330 [pm]
Abundancia en la corteza terrestre 2.0 [g/t]
Aplicaciones
Aplicaciones
Aleaciones de tántalo
Aleaciones
Propiedades de tántalo
Propiedades
Presencia natural y preparación
Presencia
Pulvimetalurgia
Powder-
metallurgy

Pureza garantizada

Puede confiar en nuestra calidad. Producimos el tántalo nosotros mismos, desde el polvo de metal hasta el producto acabado. Utilizamos solamente el polvo de tántalo más puro como materia prima. Esto garantiza que usted se beneficiará de un alto nivel de pureza del material.

Garantizamos que nuestra calidad del tantalio sinterizado tiene una pureza del 99,95% (pureza del metal sin Nb). De acuerdo con un análisis químico, el contenido restante consta de los siguientes elementos:

Element Valor Max típico [μg/g] Valor max. garantizado
[μg/g]
Fe1750
Mo1050
Nb10100
Ni550
Si1050
Ti110
W2050
C1150
H215
N550
O81150
Cd510
Hg*--1
Pb510

La presencia de Cr (VI) e impurezas orgánicas pueden ser definitivamente exluidas gracias al proceso de producción (múltiples tratamientos de calor a temperaturas por encima de 1 000 °C en atmósfera de alto vacío) *valor inicial

Garantizamos que nuestra calidad de tantalio para la fundición tiene una pureza del 99,95% (pureza del metal sin Nb). De acuerdo con un análisis químico, el contenido restante consta de los siguientes elementos:

Element Valor máx. típico [µg/g] Valor máx. garantizado [µg/g]
Fe5100
Mo10100
Nb19400
Ni550
Si1050
Ti150
W20100
C1030
H415
N550
O13100
Cd--10
Hg*--1
Pb--10

La presencia de Cr (VI) e impurezas orgánicas pueden ser definitivamente exluidas gracias al proceso de producción (múltiples tratamientos de calor a temperaturas por encima de 1 000 °C en atmósfera de alto vacío) *valor inicial

Un material con unos talentos especiales

La amplia variedad de aplicaciones industriales en las cuales se utiliza nuestro tántalo reflejan las propiedades únicas de este material. A continuación presentaremos brevemente dos de ellas:

Propiedades químicas y eléctricas a medida

Gracias a su microestructura particularmente fina, el tántalo es el material perfecto para el trefilado de alambres ultrafinos con una superficie perfecta y extraordinariamente pura para el uso en capacitores de tántalo. Podemos determinar las propiedades químicas, eléctricas y mecánicas de estos alambres con un alto grado de precisión. De esta manera, nuestros productos ofrecen a los clientes unas propiedades constantes y perfectamente adaptadas a sus componentes, que estamos desarrollando y perfeccionando en permanencia.

Resistencia extraordinaria y excelente ductilidad en frío

Su excelente resistencia, combinada con su excelente conformabilidad y soldabilidad, hacen que el tántalo sea el material perfecto para el uso en intercambiadores de calor. Nuestros intercambiadores de calor de tántalo son extraordinariamente estables y resistentes a una amplia gama de sustancias agresivas. Con nuestra larga experiencia en el ámbito del mecanizado del tántalo también podemos fabricar dimensiones complejas, adaptadas exactamente a sus necesidades.

Tántalo puro - ¿o mejor una aleación?

Preparamos nuestro tántalo para que funcione a la perfección en cada aplicación. Con la adición de diferentes aleaciones podemos determinar las siguientes propiedades:

  • Propiedades físicas (p. ej. punto de fusión, presión de vapor, densidad, conductividad eléctrica, conductividad térmica, expansión térmica, capacidad de calor)
  • Propiedades mecánicas (p. ej. resistencia, comportamiento de rotura, ductilidad)
  • Propiedades químicas (p. ej. resistencia a la corrosión, grababilidad)
  • Procesabilidad (p. ej., mecanizado, conformabilidad, soldabilidad)
  • Estructura y propiedades de recristalización (p. ej. temperatura de recristalización, tendencia a la fragilización, efectos de envejecimiento, tamaño de los granos)

Y aún hay más: Nuestros procesos de fabricación a medida nos permiten modular varias otras propiedades del tántalo en un amplio margen de valores. El resultado: tántalo en dos diferentes variantes de producción y aleaciones con diferentes perfiles de propiedades, adaptados exactamente a la aplicación en cuestión.

Nombre del material Composición química (porcentaje en peso)
Calidad sinterizada STántalo de calidad sinterizada (TaS)
Tántalo de calidad para capacitores (TaK)
Tántalo de grano estabilizado (TaKS)
Ta2,5W
Ta10W
>99.95
>99.95
>99.90
2.5 % W
10 % W
Calidad para la fundición MTántalo de calidad para la fundición ≥99,95

Tántalo de calidad sinterizada (TaS).

Al índiceEl tántalo puro de calidad sinterizada y el tántalo puro de calidad para la fundición comparten las siguientes propiedades:

  • Punto de fusión elevado de 2996 °C
  • Excelente ductilidad en frío
  • Recristalización entre 900 °C y 1450 °C (en función del nivel de deformación y pureza)
  • Resistencia extraordinaria a soluciones acuosas y metales fundidos
  • Superconductividad
  • Alto nivel de biocompatibilidad

Para aplicaciones particularmente difíciles, nuestro tántalo de calidad sinterizada es la solución idónea: gracias al proceso de producción pulvimetalúrgico, el tántalo de calidad sinterizada (TaS) es especialmente puro y muestra un grano fino. En consecuencia, el material es muy fácil de conformar y convence por su excelente calidad de superficie y sus propiedades mecánicas robustas.

Para el uso en capacitores recomendamos nuestra variante de tántalo con una calidad de superficie especialmente elevada (TaK). Este tipo de tántalo se utiliza en forma de hilo en capacitores de tántalo. Solo el uso de hilos libres de defectos superficiales e impurezas puede garantizar una alta capacidad y corrientes de fuga y resistencias reducidas.

Tántalo de calidad para la fundición (TaM)

A veces no se necesita lo más selecto. Generalmente, el tántalo de calidad para la fundición (TaM) es más económico de producir que el tántalo de calidad sinterizada y ofrece una calidad suficiente para muchas aplicaciones. Sin embargo, el material no es tan fino ni tan homogéneo como el tántalo de calidad sinterizada. Consúltenos. Le asesoramos con mucho gusto.

Tántalo de grano estabilizado (TaKS)

Dopamos nuestro tántalo sinterizado y de grano estabilizado con silicio, lo cual evita el crecimiento del grano incluso a altas temperaturas. Por este motivo, nuestro tántalo es apropiado para aplicaciones con temperaturas de servicio máximas. La microestructura de grano fino se mantiene estable, incluso después de un recocido a una temperatura de hasta 2000 °C aproximadamente. Este proceso asegura que las excelentes propiedades mecánicas del material, tales como su ductilidad y resistencia, se mantengan intactas. El tántalo de grano estabilizado en forma de alambre o chapa es ideal para la sinterización en ánodos o para aplicaciones en el sector de la construcción de hornos.

El tántalo-tungsteno (TaW) convence por sus buenas propiedades mecánicas y por su excelente resistencia frente a la corrosión. Añadimos entre un 2,5 % y un 10 % por peso de tungsteno al tántalo puro. A pesar de que la aleación resultante eshasta 1,4 veces más resistente que el tántalo puro, sigue siendo fácil de utilizar a unas temperaturas de un máximo de 1600 °C. Por tanto, nuestra aleación TaW está especialmente bien adaptada para los intercambiadores de calor y los elementos de calefacción utilizados en el ámbito de la construcción de equipos químicos.

Bueno y universal. Las propiedades de material del tántalo.

El tántalo pertenece al grupo de los metales refractarios. Los metales refractarios tienen un punto de fusión superior al del platino (1772 °C). La energía que enlaza los átomos individuales es particularmente alta. Los metales refractarios tienen un punto de fusión elevado junto con una baja presión de vapor. Los metales refractarios se caracterizan también por su alta densidad y su bajo coeficiente de expansión térmica.

En la tabla periódica, el tántalo se encuentra en el mismo período que el tungsteno. Al igual que el tungsteno, el tántalo posee una densidad muy elevada, 16,6 g/cm3. Sin embargo, a diferencia del tungsteno, el tántalo se vuelve quebradizo durante los procesos de fabricación en los que existen atmósferas con presencia de hidrógeno. Por lo tanto, el material se produce en condiciones de vacío elevado.

Sin duda, el tántalo es el más resistente de los metales refractarios. Es resistente a todos los ácidos y bases y posee una gama de propiedades muy especial:

Propiedades
Número atómico73
Masa atómica 180.95
Punto de fusión 2.996 °C / 3.269 K
Punto de ebullición5.458 °C / 5.731 K
Volumen atómico 1.80 · 10-29 [m3]
Presión de vapora 1800 °C
a 2200 °C
5 · 10-8[Pa]
7 · 10-5[Pa]
Densidad a 20 °C (293 K) 16,65 [g/cm3]
Estructura cristalina cúbica centrada en el espacio
Constante de entramado 330 [pm]
Dureza a 20 °C (293 K) Deformado
recristalizado
120 - 220 [HV10]
80 - 125 [HV10]
Módulo de elasticidad a 20 °C (293 K) 186 [GPa]
Coeficiente de Poisson 0.35
Coeficiente de expansión térmica lineal a 20 °C (293 K) 6,4 · 10-6 [m/(m·K)]
Conductividad térmica a 20 °C (293 K) 57,5 [W/(m·K)]
Calor específico a 20 °C (293 K) 0.14 [J/(g·K)]
Conductividad eléctrica a 20 °C (293 K) 8 · 106 [1/(Ω·m)]
Resistencia eléctrica específica a 20 °C (293 K) 0,125 [(Ω·mm2)/m]
Velocidad del sonido a 20 °C (293 K) Onda longitudinal
Onda transversal
4.100 [m/s]
2.900 [m/s]
Emisión de electrones 4.3 [eV]
Sección de captura para neutrones térmicos 2.13 · 10-27 [m2]
Temperatura de recristalización (tiempo de recocido:1 hora) 900 - 1450 °C
Superconductividad (temperatura de transición) < -268.65 °C / < 4.5 K

Thermophysical properties

Generalmente, los metales refractarios se caracterizan por su bajo coeficiente de expansión térmica y su densidad relativamente alta. Éste también es el caso del tántalo. Mientras la conductividad térmica del tántalo es inferior a la del tungsteno y del molibdeno, el material tiene un coeficiente de expansión térmica más alto que muchos otros metales.

Las propiedades termofísicas del tántalo cambian en función de la temperatura: Los siguientes diagramas muestran las curvas de las principales variables:

Coeficiente de dilatación térmica lineal de tantalio y niobio
Coeficiente de dilatación térmica lineal de tantalio y niobio
Capacidad de calor específico de tantalio y niobio
Capacidad de calor específico de tantalio y niobio
La conductividad térmica del tantalio y niobio
La conductividad térmica del tantalio y niobio

Propiedades mecánicas

Incluso pequeñas cantidades de elementos en disolución intersticional, tales como oxígeno, nitrógeno, hidrógeno y carbono, pueden modificar las propiedades mecánicas del tántalo. También la pureza del polvo de metal, el proceso de producción (calidad sinterizada o fundida), el grado de conformado en frío y el tipo de tratamiento térmico influyen en sus propiedades mecánicas.

Al igual que el tungsteno y el molibdeno, el tántalo tiene una estructura cristalina cúbica centrada en el espacio. Con -200 °C, la temperatura de transición de quebradizo a dúctil es netamente inferior a la temperatura ambiente. En consecuencia, el material es muy fácil de conformar. Mientras su resistencia a la tracción y su dureza aumentan con el conformado en frío, se va reduciendo al mismo tiempo el alargamiento de rotura del material. Aunque el material pierda ductilidad, no se vuelve quebradizo.

La resistencia al calor del material es menor que la del tungsteno, pero similar a los valores del molibdeno puro. Con el fin de aumentar la resistencia al calor, aleamos nuestro tántalo con metales refractarios, tales como tungsteno.

El módulo de elasticidad del tántalo es menor que el del tungsteno y del molibdeno y se encuentra en el mismo margen que el del hierro puro. El módulo de elasticidad desciende al aumentar la temperatura.

Módulo de elasticidad de tántalo comparación con la de tungsteno, molibdeno y niobio .
Módulo de elasticidad de tántalo comparación con la de tungsteno, molibdeno y niobio .

Propiedades mecánicas

Gracias a su alto nivel de ductilidad, el tántalo es muy apropiado para procesos de conformado, tales como flexión, estampado, prensado o embutición profunda. Es muy difícil realizar procesos de mecanizado con tántalo. La viruta no se rompe limpiamente. Por este motivo recomendamos utilizar guías de arranque de viruta. El tántalo ofrece una excelente soldabilidad en comparación con el tungsteno y el molibdeno.

¿Tiene alguna pregunta sobre el procesamiento mecánico de los metales refractarios? Estaríamos encantados de ayudarle con nuestra larga experiencia.

Comportamiento químico

Como el tántalo es resistente a todo tipo de sustancias químicas, se suele comparar con los metales preciosos. Sin embargo, en términos termodinámicos, el tántalo es un metal base que puede formar compuestos estables con una amplia variedad de elementos. Al exponerse al aire, el tántalo forma una capa de óxido muy densa (Ta2O5) que protege el material base contra las agresiones. Por tanto, esta capa de óxido hace que el tántalo sea resistente a la corrosión.

Las únicas sustancias inorgánicas a las cuales el tántalo no es resistente a temperatura ambiente son el ácido sulfúrico concentrado, el flúor, el fluoruro de hidrógeno, el ácido fluorhídrico y soluciones ácidas que contienen iones de flúor. Las soluciones alcalinas, el hidróxido sódico fundido y el hidróxido potásico también atacan al tántalo. En cambio, el tántalo es resistente a las soluciones acuosas de amoníaco. Si el tántalo es expuesto a ataques químicos, el hidrógeno penetra en su entramado metálico y el material se vuelve quebradizo. La resistencia a la corrosión del tántalo desciende gradualmente al aumentar la temperatura.

El tántalo es inerte en contacto con muchas soluciones. Sin embargo, si el tántalo es expuesto a soluciones mixtas, su resistencia a la corrosión se puede ver mermada incluso si es resistente a los componentes individuales por separado. ¿Tiene alguna pregunta sobre temas complejos relacionados con la corrosión? Estaríamos encantados de ayudarle con nuestra experiencia y nuestro laboratorio de corrosión interno.

Resistencia a la corrosión por agua, soluciones acuosas y no metales
Agua Agua caliente < 150 °C resistente
Ácidos inorgánicos Ácido clorhídrico < 30 % hasta 190 °C Ácido sulfúrico < 98 % hasta 190 °C Ácido nítrico < 65 % hasta 190 °C Ácido fluorhídrico < 60 % Ácido fosfórico < 85 % hasta 150 °C resistente
resistente
resistente
no resistente
resistente
Ácidos inorgánicos Ácido acético < 100 % hasta 150 °C Ácido oxálico < 10 % hasta 100 °C Ácido láctico < 85 % hasta 150 °C Ácido tartárico < 20 % hasta 150 °C resistente
resistente
resistente
resistente
Lejías Hidróxido sódico < 5 % hasta 100 °C
Hidróxido potásico < 5 hasta 100 °C
Soluciones de amoníaco < 17 % hasta 50 °C
Carbonato sódico < 20 % hasta 100 °C
resistente
resistente
resistente
resistente
Soluciones salinas Cloruro de amonio < 150 °C
Cloruro de calcio < 150 °C
Cloruro férrico < 150 °C
Cloruro potásico < 150 °C
Fluidos corporales < 150 °C
Sulfato de magnesio < 150 °C
Nitrato sódico < 150 °C
Cloruro de estaño < 150 °C
resistente
resistente
resistente
resistente
resistente
resistente
resistente
resistente
No metales FlúorCloro < 150 °C
Bromo < 150 °C
Yodo < 150 °C
Azufre < 150 °C
Fósforo < 150 °C
Boro < 1000 °C
no resistente
resistente
resistente
resistente
resistente
resistente
resistente

El tántalo es resistente a una serie de fundiciones de metal, tales como Ag, Bi, Cd, Cs, Cu, Ga, Hg, K, Li, Mg, Na y Pb, siempre que dichas fundiciones tengan un bajo contenido de oxígeno. Sin embargo, el material se ve afectado por Al, Fe, Be, Ni y Co.

Resistencia a la corrosión por metales fundidos
Aluminio no resistente Litio resistente a
< 1000 °C
Berilio no resistente Magnesio resistente a
< 1150 °C
Plomo resistente a
< 1000 °C
Sodio resistente a
< 1000 °C
Cadmio resistente a
< 500 °C
Níquel no resistente
Cesio resistente a< 980 °C Mercurio resistente a< 600 °C
Hierro no resistente Plata resistente a
< 1200 °C
Galio resistente a
< 450 °C
Bismuto resistente a< 900 °C
Potasio resistente a
< 1000 °C
Zinc resistente a
< 500 °C
Cobre resistente a < 1300 °C Estaño resistente a
< 260 °C
Cobalto no resistente

Cuando un material base como el tántalo entra en contacto con materiales nobles como el platino, se producen rápidamente reacciones químicas. Por este motivo debería tener en cuenta el comportamiento del tántalo en contacto con los demás materiales presentes en el sistema, especialmente al trabajar a altas temperaturas.

El tántalo no reacciona con gases nobles. Por lo tanto, los gases nobles de alta pureza se pueden utilizar como gases protectores. Sin embargo, al aumentar la temperatura, el tántalo reacciona muy fuertemente con oxígeno o aire y puede absorber grandes cantidades de hidrógeno y nitrógeno. En consecuencia, el material se vuelve quebradizo. El recocido del tántalo en alto vacío permite eliminar estas impurezas. El hidrógeno es eliminado a 800 °C y el nitrógeno a 1700 °C.

Resistencia a la corrosión por gases
Oxígeno y aire resistente a < 300 °C Vapor de agua resistente a
< 200 °C
Hidrógeno resistente a
< 340 °C
Monóxido de carbono resistente a < 1100 °C
Nitrógeno resistente a
< 700 °C
Dióxido de carbono resistente a
< 500 °C
Hidrocarburos resistente a< 800 °C Gases nobles resistente
Ammonia resistente a
< 700 °C

En hornos de alta temperatura, el tántalo puede reaccionar con elementos constructivos fabricados de óxidos refractarios o grafito. Incluso óxidos muy estables, tales como óxido de aluminio, de magnesio o de circonio, pueden sufrir una reducción a temperaturas elevadas si están en contacto con tántalo. El contacto con grafito puede causar la formación de carburo de tántalo y llevar a la fragilización del tántalo. Aunque el tántalo se pueda combinar habitualmente sin problemas con otros metales refractarios, tales como molibdeno o tungsteno, puede reaccionar con nitruro de boro hexagonal y nitruro de silicio.

La siguiente tabla indica la resistencia a la corrosión del material frente a materiales constructivos resistentes al calor en hornos. Las temperaturas límite indicadas son aplicables bajo vacío. Al utilizar un gras protector, estas temperaturas se reducen en, aproximadamente, 100 a 200 °C.

Resistencia a la corrosión por materiales constructivos resistentes al calor
Aluminum oxide resistente a < 1 900 °C Molibdeno resistente
Beryllium oxide resistente a < 1 600 °C Nitruro de silicio resistente a
< 700 °C
Nitruro de boro hexagonal resistente a
< 700 °C
Óxido de torio resistente a < 1 900 °C
Graphite resistente a
< 1000 °C
Tungsteno resistente
Magnesium oxide resistente a
< 1800 °C
Zirconium oxide resistente a < 1 600 °C
Fragilización por hidrógeno
Ácido sulfúrico 98 % a 250 °C Hidrógeno atómico > 25 °C
Ácido clorhídrico 30 % a 190 °C Hidrógeno a 350 °C
Ácido fluorhídrico Polarización catódica con materiales disolventes menos nobles

Para evitar la fragilización por hidrógeno se pueden tomar las siguientes medidas:

  • Aislamiento eléctrico de los metales
  • Polarización positiva de los metales (aprox. + 15 V)
  • Adición de oxidantes a la solució
  • Uso de superficies metálicas conformadas
  • Contacto eléctrico con un metal más noble (p. ej., Pt, Au, Pd, Rh, Ru)

Es posible regenerar el tántalo fragilizado por medio de un recocido en alto vacío a 800 °C.

Presencia natural y preparación

En 1802, el químico sueco Anders Gustav Ekeberg logró separar por primera vez el pentóxido de tántalo (Ta2O5) del mineral de columbita. El óxido debe su nombre a Tántalo, un personaje de la mitología griega: Tántalo nunca era capaz de saciar su sed porque el agua que lo rodeaba siempre retrocedía antes de que pudiera alcanzarla. De un modo similar, el óxido de tántalo no puede reaccionar con ningún ácido. En 1814, Jöns Jakob Berzelius propuso su símbolo químico, Ta. Berzelius también fue la primera persona en producir tántalo elemental. Sin embargo, Heinrich Rose admitió que el tántalo producido de ese modo en realidad solo estaba compuesto por un 50 % de tántalo. En 1844, Rose logró demostrar que el tántalo y el niobio eran elementos diferentes. Hubo que esperar 100 años hasta que Werner von Bolton logró producir tántalo puro por medio de la reducción de heptafluorotantalato de potasio con sodio.

Normalmente, el tántalo se encuentra de manera natural en forma del mineral de tantalita, con la fórmula química (Fe,Mn) [(Nb,Ta)O3]2. Cuando predomina el contenido de tántalo, el mineral se denomina como tantalita. Si, en cambio, contiene más niobio que tántalo, se conoce como columbita o niobita. Los mayores yacimientos de tántalo del mundo se encuentran en Australia, Brasil y en una serie de países africanos.

El mineral se refina por medio de diferentes métodos para obtener unos concentrados de, aproximadamente, un 70 % (Ta,Nb)2O5. Después, este concentrado se disuelve en una mezcla de ácido fluorhídrico y ácido sulfúrico. A continuación, el complejo de flúor resultante [TaF7] se convierte en una fase orgánica por medio de un proceso de extracción de líquido. La fase orgánica se separa de la fase acuosa. Después, el tántalo se separa de la fase orgánica utilizando bifluoruro de potasio. En este proceso se produce heptafluorotantalato de potasio (K2TaF7). Posteriormente, el compuesto de tántalo obtenido de este modo se reduce con sodio en la siguiente reacción química para producir tántalo metálico puro.

¿Cómo lo hacemos? ¡Con pulvimetalurgia!

De hecho, ¿qué es la pulvimetalurgia? Es sabido que, hoy en día, la mayoría de los metales y aleaciones industriales, tales como aceros, aluminio y cobre, son producidos mediante fundición y colada en un molde. En cambio, la pulvimetalurgia prescinde de la operación de fundición y los productos son fabricados mediante la compactación de polvos de metal que son sometidos a continuación a un tratamiento térmico (sinterización) por debajo de la temperatura de fusión del material. Los tres factores principales en el campo de la pulvimetalurgia son el polvo de metal propiamente dicho, así como las operaciones de compactación y de sinterización. Estos tres factores los podemos controlar y optimizar a nivel interno.

¿Por qué utilizamos la pulvimetalurgia? La pulvimetalurgia nos permite producir materiales con unos puntos de fusión netamente superiores a 2000 °C. Este procedimiento resulta particularmente económico, incluso si se producen solo pequeñas cantidades. Adicionalmente, al utilizar mezclas de polvo a medida, podemos producir una amplia gama de materiales extremadamente homogéneos y con unas propiedades específicas.

El polvo de tántalo se mezcla con elementos de aleación y se introduce en moldes; a continuación, la mezcla se compacta a una presión máxima de 2000 bar. La pieza prensada resultante (conocida también como pieza en verde) se sinteriza después en hornos especiales a temperaturas de más de 2000 °C; durante este proceso, la pieza adquiere su densidad y se forma su microestructura. Las propiedades especiales de nuestros materiales —tales como su excelente estabilidad térmica, su dureza o sus características de flujo— se deben al uso de los métodos de conformado apropiados como, por ejemplo, la forja, la laminación o el estirado. Solo el encaje perfecto de todos estos pasos nos permite cumplir nuestras elevadas exigencias de calidad y fabricar productos de una pureza y calidad extraordinarias.

Óxido
Reducción
Mezcla
Aleación
Comprimimos nuestros polvos de metal y mezclas de polvo con unas presiones de hasta 2 t/cm² (toneladas por centímetro cuadrado) para formar una denominada pieza en verde. Cuando se piden unos productos finales con una geometría especialmente exigente,
Prensado
Sinterización
Forming
calor
tratamiento
Mecánico
tratamiento /
unión
Calidad
garantía
Reciclaje

Puede descargar nuestras fichas de datos de seguridad aquí